Arteterapia Antroposófica

Debiera ser común la práctica de las artes para prevenir y curar alteraciones tanto en adultos como en niños.

Dra Margarete Hauschka, 1925

Estamos siento testigos de cómo nuestra sociedad actual está siendo cada vez más dominada por la máquina. Cuanto mayor es esta dominación,  tanto más claro se hace que el Arte puede ser el único antídoto frente a la amenazadora mecanización de la vida.

En la creación artística, lo verdaderamente humano se eleva y se expresa por encima de los demás reinos de la naturaleza.

 

 

Sólo el Arte puede dar a nuestra vida un carácter verdaderamente humano, pues tiene una especial relación con la esencia más íntima del hombre.

El hombre se halla en armónica actividad viviente en la creación artística. En su acción creativa se centra en su Yo y deja el sello de su espíritu en la materia, dando así un cuerpo a sus ideas.

La belleza es dispensadora de vida, como lo es la respiración; ensancha el alma, da calor al corazón y reanima los procesos vitales. Al despertar las fuerzas creativas, se despiertan a su vez las fuerzas curativas.