La repetición fortalece la voluntad y cultiva la memoria

 

Actualmente, la educación se considera parcelaria, se educa tomando como motor de arranque al cerebro y el intelecto de una sola inteligencia, dejando de lado actividades cotidianas, individuales y de grupo que indirectamente hacían madurar al niño para llegar a realizarse como adulto, como una persona valiosa en su individualidad.

¿Consideramos las matemáticas junto con la lengua el conjunto de la inteligencia?

 

¿Consideramos la geografía corporal como base para la actividad matemática?

El cálculo requiere de la habilidad de moverse. Relacionar el cálculo con el movimiento y la audición es trabajo importante.

Ser incapaz de captar los conceptos numéricos induce siempre a tensión y miedo a lo desconocido. En el niño causa el efecto de parecer torpe y lento.

Trataremos de disolver esta reacción emocional hablando de la cualidad de los números, su relación con el cuerpo y las formas.

Poco a poco, a través de los diferentes ejercicios, la seguridad y la capacidad se vna abriendo campo de manera imperceptible hasta que, de pronto, ya está presente y el chico es capaz; con la consiguiente alegría para el niño o el adolescente, el terapeuta y el entorno.